Canopy en Costa Rica. Las tirolinas de Monteverde.

El canopy en Costa Rica es, sin duda, una de las actividades que más turismo atrae al país.

A lo largo y ancho de toda la geografía de Costa Rica encontraremos diversos puntos dónde las empresas nos ofrecerán tirolinas y actividades extremas que disparen nuestra adrenalina.

Canopy Monteverde

Costa Rica es probablemente, uno de los lugares más bellos del planeta para realizar estas actividades. Los inmensos paisajes selváticos y la naturaleza sin fin, hacen que esta actividad se disfrute de forma inigualable. 

Vamos a encontrar tours de canopy en la zona de Puerto Viejo. Junto a las selvas que desembocan hacia el mar Caribe.

La zona de Tortuguero con sus enormes bosques cerrados, es otro lugar en el que podremos disfrutar del canopy. Aunque quizá no sea el mejor punto para disfrutar de paisajes mientras hacemos esta actividad.

Tirolinas en medio de la selva

En los alrededores del volcán Arenal, en la zona de la Fortuna, podremos disfrutar de algunos de los paisajes más pintorescos del país. Previo acceso en góndola a través de la selva, se llega al punto más alto. Aquí comienza un carrusel de tirolinas desde donde podremos disfrutar de las impresionantes vistas del volcán Arenal.

Otro lugar se encuentra en las proximidades del parque nacional de Manuel Antonio. Existen compañías con varias líneas de canopy, rappel y otras actividades de los amantes de la adrenalina.

Finalmente en Monteverde, y partiendo del pueblo de Santa Elena hay varias empresas que ofrecen distintos recorridos en las cercanías del bosque nuboso.

Las densas selvas, y los profundos valles nos ofrecen sin duda una de las visiones más espectaculares de Costa Rica. En esta zona en concreto las distintas empresas de canopy se han esmerado en desarrollar una amplia oferta no apta para personas de corazón sensible. Tirolinas interminables, saltos de Tarzán, rappel, bungee y otras opciones similares no dejarán que nos aburramos.

En nuestra visita a Monteverde nosotros no quisimos dejar pasar la ocasión de disfrutar de esta actividad.

Empresas como Selvatura Adventure Park, Sky Adventures Monteverde Park, The Original Canopy Tour y algunas otras repartidas por la zona fueron suficientes para ponernos los dientes largos.

Nosotros finalmente nos decantamos por Monteverde Extremo Park.

Llegada en tirolina

¿Por qué?

Pues verás, hubo varias razones.

En primer lugar teníamos la posibilidad de elegir entre horario de mañana o de tarde. Por las mañanas suele haber menos riesgo de lluvias, pero la mañana es el momento ideal para visitar la flora y fauna de los alrededores. Por ese motivo pensamos que por la tarde nos vendría mejor. Y además una posible lluvia entra dentro de la aventura.

El siguiente atractivo fue el hecho de que viniesen a recogernos directamente al hotel para trasladarnos al lugar de partida.

Pero lo que nos decantó por Monteverde Extremo Park fue la variedad de tirolinas qué hay en su recorrido.

Hasta 16 cables haciendo canopy.

cartel de Extremo Park

Los primeros son pequeños cables de prueba con longitudes de entre 20 y 100 metros. Para ir haciendo boca.

Una vez entrados en calor, nos encontramos varios cables de más de 400 metros que sobrevuelan los árboles y que muchas veces también nos sumergen en el interior de la selva.

El cansancio comienza a hacer mella después de una hora de continuo sube y baja. Y entonces nos sorprenden con un salto de Tarzán que dispara nuevamente nuestra adrenalina a mil por hora.

Los 60 m de caída aseguran gritos de todos los colores. No os perdáis el vídeo con el balanceo posterior hasta los árboles más cercanos.

Otro par de cables por el interior de la selva esmeralda y nos encontramos con una bajada en rappel de 30 m.

Descenso en rappel

Y cuándo piensas que ya estás al final, te encuentras con la tirolina más larga que se puede encontrar por aquí. Un cable de más de 1000 metros que sobrevuela un valle tapizado de árboles, más de 100 metros por debajo de nosotros.

Canopy Monteverde tirolina de 1000 m

No solo eso, este cable, al que denominan Superman, lo cruzaremos en posición de vuelo, con la cabeza por delante y contemplando todo el trayecto y el paisaje desde una postura privilegiada (¡y vertiginosa!).

El último tramo es una nueva sorpresa. Se trata de un túnel de 200 metros de longitud para rematar la faena. Nos hemos acostumbrado ya a las trepidantes velocidades de los cables anteriores. Pero la sensación de hacerlo a oscuras es un fantástico colofón para un día de aventura.

Descenso en canopy

Media jornada frenética donde disfrutamos como niños. ¡Y lo bien que se duerme después…totalmente agotados!

Suscríbete a la Newsletter

No te pierdas los nuevos contenidos que se publiquen para tener información y hacer más fácil la organización de tu viaje

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies