Las Montañas azules – Viaje a Australia (12)

BLUE MOUNTAINS

Nuestra visita a la ciudad más conocida de Australia había llegado a su fin. Al día siguiente nos pusimos de nuevo al volante y nos dirigimos a una temprana hora en dirección a las Blue Mountains. Esta región montañosa está muy cerquita del área metropolitana de Sydney y está considerada como Patrimonio de la Humanidad.

Mirador en las Montañas Azules

El nombre le viene del color que se  aprecia cuando se ven desde la distancia ¿lo adivináis?

La primera parada la hicimos en Echo Point desde donde fuimos caminando hasta las “Three Sisters”. Se cuenta que había 3 hermanas en una tribu de Katoomba, Meehni, Wimlah and Gunnedoo. Por problemas de amores se desencadenó una guerra entre tribus, y uno de los hechiceros de la tribu las convirtió en piedra para protegerlas. Por desgracia, el hechicero murió durante la batalla y nunca pudo hacerles recuperar su humanidad.

Formación rocosa de las Three sisters

¿A que es una historia bonita?

Desde las tres formaciones de arenisca que son ahora nos apuntamos a un descenso en el Scenic Railway, un curioso y vertiginoso tren que desciende 300 metros en un ángulo de 52º en medio del bosque de Jamison Valley hasta llegar cerca del antiguo asentamiento minero.

Scenic Railway en las Blue Mountains

El recorrido por el abandonado pueblo es llamativo por varias cuestiones.

En primer lugar, lo cuidado que está el lugar. Todo el recorrido se realiza por pasarelas de madera que evitan que los visitantes se desparramen por los alrededores y facilitan una visión inmejorable del recorrido.

Pasarelas en Jamison Valley

Y en segundo lugar por lo sorprendente que nos resulta a los europeos ese desmedido cuidado por cualquier objeto abandonado hace más de 50 años y que por tanto, dan en considerar como “objeto histórico”

De hecho pudimos observar varios “históricos” bidones de gasoil, que reposaban en el bosque desde que su propietario original decidió deshacerse de ellos hace 100 años, sin importarle la fiebre recicladora que nos invade en la actualidad y los nefastos efectos para el medio ambiente.

La siguiente parada fue en las Jenolan Caves. Bueno, para ser exactos fue unos kilómetros antes cuando en mitad de la carretera se nos plantó un equidna de medio metro. Nos quedamos con unos ojos como platos, porque yo no estoy habituado a encontrarme semejante animal, ni ninguno parecido de similar tamaño.

equidna en el campo

Estuvimos embobados hasta que, de pronto, apareció otro coche que nos obligó a reanudar la marcha. Y cuando comencé a conducir, un poco contrariado por no poder seguir mirando al animalito, me doy cuenta de que el coche que nos había instado a seguir ¡¡se había quedado a hacer lo mismo que nosotros!!. ¡¡#@!%’¡#&!!

palabrotas

En fin. Nuestra visita a las Jenolan Caves no nos defraudó tampoco. Las cuevas constituyen un complejo kárstico en el corazón de las Blue Mountains que atraen a una buena cantidad de turistas. Además de los incontables túneles de estalacticas y columnas, se pueden encontrar muchos fósiles en algunos de ellos. Son las cuevas más importantes de Australia, y su “conveniente” localización en un lugar bastante accesible, hace que sean muy, muy visitadas.

Visita a las Jenolan Caves

Suscríbete a la Newsletter

No te pierdas los nuevos contenidos que se publiquen para tener información y hacer más fácil la organización de tu viaje

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies