Kingston SE y Mount Gambier. El sur australiano

Mount Gambier. Los lagos de cobalto

Tras abandonar la costa y adentrarnos nuevamente en el continente, la carretera nos llevó hasta Mount Gambier, donde nos habían recomendado hacer un alto para disfrutar de los irreales tonos que se observan en el lago azul.

Mount Gambier es una zona volcánica donde muchos cráteres se han rellenado de agua, dando lugar a espectaculares lagos. Desgraciadamente, nuestra llegada se produjo bien avanzado el atardecer, por lo que nos quedamos con las ganas de contemplar el impresionante azul cobalto del lago.

Lago Mount Gambier

También nos llamó la atención otro lago cercano, ya seco desde hace unos 50 años. El lago de la “Pierna de Cordero” (Leg of Mutton Lake), llamado así porque tiene esa forma, lo cual dice mucho en favor de la imaginación de los geógrafos de esta parte del planeta

Kingston SE y los concursos gastronómicos de ostras

Tras un largo y provechoso día y 750 kilómetros de trayecto alcanzamos la localidad de Kingston SE. Es una pequeña población a unos 200 km de Adelaide conocida por su industria ganadera, sus viñedos y la buena pesca. En esta población se encuentra el Macs Takeaway, ganador en un par de ocasiones del premio al mejor local de venta de “fish and chips”.

*Parece que su actual propietario ha cambiado el nombre a Janet’s Takeaway.

camping Kingston SE

Debido a nuestra llegada algo tardía, no pudimos disfrutar de todos los paisajes que está Costa puede ofrecer. Así que tras alquilar una pequeña cabaña en un camping (con “solo” 10 camas para nosotros dos) decidimos  ir a dar un pequeño paseo por el pueblo.

Langosta gigante en Kingston SE

Por fortuna llegamos justo el día que se celebraba un concurso de cocina con ostras. Gracias a ello pudimos disfrutar de una magnífica cena costera en el pequeño Hotel Royal Mail. Allí nos sirvieron una docena de ostras a cada uno preparadas cada una de forma distinta.

Sin embargo el día había sido largo así que decidimos retirarnos pronto puesto que mañana nos quedaba otro trecho hasta Adelaida.

Nuestro despertar en Kingston resultó ser una agradable sorpresa.

coorong photo
Photo by leogaggl

Como digo, habíamos pasado la noche en un pequeño camping a las afueras del pueblo.

Al parecer no estábamos en temporada alta. Aparte de nosotros dos y otra pareja despistada los únicos inquilinos era una simpática familia de gatos que disfrutaban concienzudamente de las amplias y confortables instalaciones del camping. Además nos encontrábamos en una explanada muy cerca de la playa.

No se trataba de un gran lugar cosmopolita ni una zona de paso especialmente conocido. Por ello la soledad y la paz en el ambiente nos decidió a variar un poco nuestro ímpetu viajero y decidimos disfrutar  de un par de horas más de reposo y paseo por la playa.

En esta zona las vistas no son especialmente espectaculares. Nos encontramos en la costa sur del país, con vistas al inmenso océano, y al comienzo de una inmensa línea de costa de más de 200 km., denominada Long Bay.

coorong photo
Photo by Greens MPs

Sin embargo se respira una paz y una tranquilidad que difícilmente se pueden encontrar en las masificadas ciudades.

En fin, que te dan ganas de sentarte en una mecedora, abrigado con una toquilla, una tacita de té (o una cerveza para los valientes), y un buen libro. Y quedarte en posición inmóvil esperando que alguien te espabile de tu sopor con una frase del tipo “¡la cena ya está lista!

La otra posibilidad es que los fuertes vientos imperantes en la zona te llenen de arena boca y ojos, impidiéndote la lectura. Así tú mismo te espabilaras de tu sopor y decidirás seguir camino.

Por ello tras esta mañana atípica de descanso, continuamos camino en dirección a Adelaida.

Coorong National Park

Nuestra única parada en el trayecto fue dedicada al Coorong National Park.

coorong photo
Photo by damselfly58

Se trata de un pequeño parque, ubicado 156 km al sureste de Adelaida. Comienza en la desembocadura del río Murray con una superficie fundamentalmente de tipo acuatico, y en el se puede observar gran cantidad de especies limícolas poco comunes, además de patos, así como el raro periquito ventrinaranja, un precioso lorito en grave peligro de extinción.

Neophema chrysogaster photo
Photo by sussexbirder

Suscríbete a la Newsletter

No te pierdas los nuevos contenidos que se publiquen para tener información y hacer más fácil la organización de tu viaje

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies