Viaje a Australia (2). Llegada

Ya estaba organizado, ahora era cuestión de tomárselo con calma y esperar el gran día. Por supuesto, a medida que se acerca el momento empiezan a aparecer dudas, miedos y nervios, y además, ¡yo nunca me he tomado nada con calma!, así que me pasé los seis meses previos martirizando a todos mis amigos con preparativos, ideas, libros, fotos y mapas que probablemente les importaban lo que todos nos imaginamos.

Llegó la gran semana y comenzamos a preparar las maletas con siete días de antelación

–          ¡Oye, que no se nos olvide la cámara de vídeo y acuérdate del antimosquitos!

Tres días, ¡Aaah!, dos días ¡Aaaah!, un día ¡Aaaaaaaah!, hoy ¡¡¡Aaag!!! ¿Está todo listo? Hace tanto tiempo que hice las maletas que ya no me acuerdo de lo que metí en ellas.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies