Un día en las cataratas del Niagara

Desde que las cataratas del Niágara aparecieron en el cine, hace más de 50 años, se convirtieron en uno de los principales lugares turísticos para visitar en el este de Estados Unidos.

Panoramica de las Cataratas del Niagara

Una de las excursiones más solicitadas cuando estás de viaje en Nueva York, es precisamente la de las famosas cataratas. Y con este artículo queremos darte algunos consejos sobre la mejor forma para pasar un día en las cataratas del Niágara.

Como llegar a las cataratas del Niágara

Mucha gente desconoce que las cataratas del Niágara se encuentran en el mismo estado que la ciudad de Nueva York. Sin embargo la distancia desde la gran manzana está en torno a los 650 km en dirección noroeste. Por eso nuestro primer consejo es el de desplazarnos en avión.

El aeropuerto más cercano es el Niágara Falls International Airport, y desde allí, en solo 20 minutos te plantas en las cataratas.

Cataratas del Niagara

La otra alternativa, y quizá la más utilizada, es el Buffalo Niágara International Airport. Desde aquí hay muchas alternativas para hacer los 40 km que nos separan de las cataratas. Alquiler de coches para los más atrevidos. Aunque las mejores opciones son los traslados en taxi o vehículos privados.

Los precios van a oscilar entre 75-120$. Si quieres darte un lujo, puedes alquilar una limusina y aparecer en las cataratas como si fueses una estrella de cine. Aunque no te creas que te van a mirar mucho, y te vas a dejar una pasta.

Si esto te parece mucho jaleo desde Nueva York, hay una opción más cómoda con Niágara Tour reservas, donde ofrecen el paquete completo recogiéndote en tu hotel en Nueva York y haciendo la excursión completa en castellano.

Las cataratas del Niagara

Que ver en un día en las cataratas del Niagara

La primera sorpresa es agradable. El acceso es gratis.

Pero solo el acceso. A partir de aquí, hay varias ofertas para moverte y conocer las distintas cataratas.

Lo principal es recordarte que hay 3 cataratas; la Horsehoe, la catarata “velo de novia” y la catarata americana. Estas dos últimas están en el lado americano.

Aunque la altura no es de las más llamativas del mundo, el enorme caudal y su amplitud las colocan en la lista de las cataratas más bonitas del mundo. Y una de las mejores formas de disfrutar las cataratas del Niágara es en el “Maid of the Mist”.

Maid of the mist

Sí, es el barquito diminuto que se adentra hacia las rugientes cascadas. El precio no es excesivo. Y por unos 19$ (los niños de 6 a 12 pagan menos y hasta 5 años gratis), puedes gozar de la sensación y acabar completamente empapado.

Otra actividad apetecible es la de visitar las islas que hay en mitad de las cataratas. La mayor es la “Goat Island” y se puede llegar cruzando un puente. Desde aquí descubrirás la sensación de estar en medio del descomunal caudal del río Niágara, con sus ensordecedoras aguas.

Goat Island. Cataratas del Niagara

Y para acabar no olvides que, casi todos los días, despliegan un efectista espectáculo pirotécnico sobre las cataratas del Niágara. Colofón exquisito para las numerosas parejas que disfrutan de un romántico viaje.

Marca si te ha gustado
error0
Suscríbete a la Newsletter

No te pierdas los nuevos contenidos que se publiquen para tener información y hacer más fácil la organización de tu viaje

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow by Email
Facebook
Twitter